Mi experiencia trabajando en una Empresa de Marketing Digital
Marketing Digital

Cómo acabé trabajando en Marketing Digital

Llegué a España hace unos 3 años. Antes de venirme alcancé a terminar con mis estudios de Periodismo, pero a final de cuentas no tuve la oportunidad de defender mi tesis y no tengo disponible mi Título. Supongo que eso me hace algo así como un periodista incompleto, aunque tampoco me importa demasiado.

El punto es que al llegar aquí me puse a trabajar en unas fábricas. La cosa no encajaba mucho conmigo, pero tenía que conseguir dinero de alguna forma, puesto que de lo contrario acabaría siendo una carga para las personas que cuidaban de mí. Lo peor de todo era que no había nada relacionado con el periodismo en la ciudad, por lo que estaba obligado a conformarme con el trabajo.

Así pasé unos meses, asqueado de las actividades repetitivas y pensando que quizás en mi país natal podría estar un tanto más cómodo. Era incómodo porque pagaban bastante mal y te llamaban de forma intermitente, por lo que a final de cuentas no te alcanzaba para un sueldo completo. Pero en mis condiciones era lo único a lo que se podía optar por el momento.

Trabajar en portales Freelance

Luego de verme un poco superado por la situación comencé a pensar en eso que tantos piensan: Me voy a meter a Internet a buscar algo con lo que ganar 50 veces lo que gano aquí y trabajar 10 veces menos. Empecé a buscar trabajo en diferentes portales. Me inscribí en varias plataformas de Freelancers y a dejar solicitudes en trabajillos relacionados con el periodismo.

Entonces me di cuenta de que «Redactores» como tal no se buscaban tanto, sino que sobre todo se leían anuncios para Redactores SEO. Alguna vez había oído el término, pero sin prestarle mayor atención. Creo que deberían implementar esto en las academias de periodismo prontamente (aunque al parecer ya se comienza a hacer).

Trabajar en Agencia de Marketing Digital

Me informé buscando en San Google y empecé a venderme como tal. Diezmesino, el Redactor SEO. Con esa etiqueta tuve unos cuantos trabajos, e incluso me di de alta como autónomo. Yo pensaba que había encontrado la mina de oro, pero a final de cuentas llegó el verano y la cosa se derrumbó. Nadie ofrecía trabajo y la cuenta de banco vacía se convertía nuevamente en un problema.

Emprender es siempre una buena alternativa

Entre tropiezo y tropiezo ya iba más de un año en España y todavía las cosas no se daban bien. Lo bueno es que con todos los proyectos en los que participé pude aprender varias cosas. De hecho, entre medio, empecé a usar WordPress, contraté un Host y armé unas páginas web. Encontré un socio y emprendí en un proyecto de videojuegos. Pero claro, de dinero nada.

Y la verdad es que finalmente todo esto se reduce a la suerte. Un día estaba en mi casa, jugando League of Legends para evadirme un poco de lo mal que me estaba yendo, y de pronto me llaman por teléfono. Una empresa de Marketing Digital había visto mi perfil en algunas páginas y querían saber si podría reunirme con ellos a conversar. Accedí.

Tuve una entrevista muy buena, posiblemente la mejor que he dado en mi vida, y me contrataron. A final de cuentas lo que me salvó fue que conozco muy bien todo el tema de optimización y posicionamiento en buscadores, por lo que sabían que conmigo no tendrían que gastar tiempo en enseñarme. De eso ya va más de un año, y sigo aprendiendo bastante.

Por cierto, si quieren aprender cómo se trabaja en este tipo de negocios, pueden leer mi artículo sobre mi experiencia trabajando en una Empresa de Marketing Digital.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.